ENEAGRAMA Y PLANETAS

ENEAGRAMA Y ASTROLOGÍA

En esta teoría de Eneastrología tomando la idea inicial de Andrea Winchester (astrologa americana), cada tipo de personalidad se corresponde con un planeta, exceptuando el Sol que representa la conciencia o el sí mismo.

Los planetas transpersonales son importantes porque representan una carga energética que va a ser muy difícil de exteriorizar y asimilar por la persona, pero invaden nuestra vida con toda su fuerza. Cada planeta transpersonal va a ser el centro o dirigir de cada tríada va a teñir también a los tipos de personalidad sus características, que siempre van a ser en mayor medida afectados los del centro, por lo tanto van a estar representados por la figura del triangulo, estos con Urano, Neptuno y Plutón. El resto de los planetas que son personales (Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno) están relacionados en la figura de la hexada.

Los tipos del centro que forman el triángulo (3, 6 y 9) están asociados a los planetas transpersonales, porque estos tipos de personalidad son los más inconscientes de sí mismos y estos planetas son los más complicados para asimilar para la conciencia. Neptuno se relaciona al 3 y rige el centro de la imagen o sentimientos. Urano se relaciona al 6 y rige el centro del pensamiento o del miedo., y Plutón que se relaciona al 9, rige el centro de la acción o visceral

El centro de las vísceras o de la acción (8,9,1) regido por Plutón que va a influir en mayor medida en el tipo 9 que niega totalmente su función instintiva, y en menor medida en el tipo 8 que va a tener más importancia Saturno porque no tiene límites, y en el tipo 1 que va a estar relacionado con Marte que reprime su ira.

El centro del corazón o de la imagen (2,3 y 4) regido por Neptuno que va a influenciar directamente al Tipo 3 que niega sus sentimientos y se respalda en una imagen perfecta, e indirectamente al tipo 2 mas influenciado por la Luna que se rige por sus necesidades y emociones, y al tipo 4 mas influenciado por Venus y por su amor por sí mismo.

Y en el centro del pensamiento o del miedo (5,6 y 7) regido por Urano va a relacionarse directamente con el tipo 6 y su típico temor a todo lo impredecible y que no conozca, puede venir e influenciar en menor medida al tipo 5 dominado por Mercurio siendo el más intelectual de todos y que se refugia en el conocimiento, y también al tipo 7 regido por Júpiter que le da un abundante optimismo no menos una amplia negación.

Agradezco a la Dra. Alejandra Greco por este material.

Sobre el Autor: Julia Herrera Velado

Debes haber iniciado la sesión para publicar un comentario.